domingo, abril 02, 2017

Animales nocturnos


Después de tanto borrar respuestas
y doblegarnos a la memoria
la vida cae como una pregunta
perdida en la amenaza de una tarde exhausta.
Todo parece incierto,
nada parece estar en nuestras manos.

Tú fuiste una promesa de lluvia al despertar,
herida infligida, ausencia imposible
en esta gravedad mansa y detenida
que no puede evitar querer bajarse
en la próxima estación.

                                     Y ahora
que lo que pretendimos es ayer,
queda sólo la vaga idea
de que perdurará si lo escribimos.
Y escribo venganza, mientras aguardamos
un aire sin oxígeno
que nos libere, mientras las palomas
siguen chocando contra los cristales,
mientras las palabras siguen muriendo
entre espasmos sobre la acera.

Nuestra cita nunca fue de este tiempo.

No me abandones a las bestias de la noche.




Abril 1, 2017

No hay comentarios: